(213) 482-2040

Bishop John Harvey Taylor issued a notice on May 14 giving direction regarding in-person worship in light of the May 13 CDC announcement regarding masks and social distancing for vaccinated people. The bishop’s remarks are below in English and Spanish


Although they both have been fully vaccinated, Bishops John Harvey Taylor and Diane Jardine Bruce continue to don masks as a precautionary measure.

My siblings in Christ:

The CDC made our hearts leap with joy on Thursday when it announced that vaccinated people don’t have to wear masks or social distance except in hospitals and in crowded indoor spaces such as public transportation.

But please remember that in California, and all the counties and institutions of the Episcopal Diocese of Los Angeles, the usual COVID protocols are still in effect — masks, social distancing, and the county color tiers. Los Angeles is yellow right now. Orange, Riverside, San Bernardino, Santa Barbara, and Ventura counties are still orange. Keep track of the semi-liturgical colors here.

State and local officials will soon have more to say about the local impact of the CDC statement. Once they’ve decided, our diocesan Council of Advice and I will offer guidance to our local leadership teams.

If we end up sounding cautious, remember that many of our folks are in high-risk categories. Remember too that according to media reports, the CDC’s announcement was designed in part to encourage vaccination. Just 30% of the U.S. population is fully vaccinated. Vaccine resistance and reluctance persist. Seeing you without your mask, does everyone nearby know you’re vaccinated? Seeing them without theirs, do you know they are? Think especially of those who see you without your mask and worry about their unvaccinated children.

Let’s remember what got us to this encouraging moment.

Wearing our masks.

Keeping our distance.

Getting vaccinated.

Putting our neighbors and strangers ahead of ourselves, as our Lord and Savior Jesus Christ commanded.

As you are, Bishop Bruce and I are sick of wearing our masks. But we give thanks each day for everyone who wore theirs and helped other people stay well. Who made every day for 14 months an Easter Day by helping keep tombs empty.

Giving thanks for the progress we’ve made against this scourge, remembering all those around the world who lack the blessing of the vaccine that our nation’s wealth and privilege confer, let’s stay the course.

For now: Love your neighbor. Wear your mask.

With the pandemic scene shifting daily, expert COVID watcher Canon McCarthy and our communications canons will update our on-line resources, including the diocesan COVID FAQ page, as soon as practicable. For now, five quick points:

  • We want churches to feel comfortable resuming socially distanced coffee hour and fellowship times (outside if possible, or in well-ventilated indoor spaces) if food and beverage are offered by servers who are vaccinated, masked, and gloved.
  • For now, no congregational singing.
  • Think twice about unmasking while offering worship.
  • Do all you can to offer hospitality for outside meetings, especially twelve-step groups.
  • Relying on the reassurance our faith confers that Holy Communion is complete in one kind, and honoring our Anglican tradition of the common cup, we ask our churches not to offer consecrated wine, including in individual servings.

Let any of us know if you have questions.

Yours in Christ’s love,

The Rt. Rev. John Harvey Taylor
VII Bishop of Los Angeles

The Bishop’s Council of Advice on Our Safe Return to Physical Presence

The Very Rev. Canon Michael Bamberger
The Very Rev. Peter Browning
The Rt. Rev. Diane M. Jardine Bruce
The Very Rev. Tom Carey
The Very Rev. Canon Ian Davies
The Very Rev. Canon William Dunn
The Very Rev. Gabriel Ferrer
The Very Rev. Canon Mark Kowalewski
The Very Rev. Canon Gregory Larkin
The Very Rev. Jeannie Martz
The Rev. Canon Melissa McCarthy
The Rev. Thomas Quijada-Discavage
The Very Rev. Jeanette Repp
The Very Rev. Keith Yamamoto
Canon Richard Zevnik


 

Salud y Fortaleza en Comunidad XIV

14 de mayo del 2021

Mis hermanas y hermanos en Cristo:

El CDC ha hecho que nuestros corazones salten de regocijo este pasado jueves cuando anunció que las personas que han recibido sus vacunas no necesitan utilizar el cubrebocas o mantener distanciamiento social excepto en hospitales y en lugares con mucha gente como el transporte público.

Pero por favor recuerden que, en California, y en todos los condados e instituciones de la Diócesis Episcopal de Los Ángeles, los protocolos usuales de COVID todavía están en efecto – el uso de cubrebocas, el distanciamiento social y observar los niveles de color de los condados. Los Ángeles se encuentra en amarillo en este momento. Los condados de Orange, Riverside, San Bernardino, Santa Barbara, y Ventura todavía están en naranja. Favor de monitorear estos colores semi litúrgicos aquí.

Los oficiales estatales y locales pronto tendrán más que decir acerca del impacto local de la declaración del CDC. Una vez que ellos hayan tomado la decisión, nuestra Asamblea de Consejo Diocesano y yo ofreceremos guías a seguir por los equipos de liderazgo locales.

Si sonamos cautelosos, recuerden que mucha de nuestra gente se encuentra en la categoría de alto riesgo. Recuerden también que, de acuerdo con los reportes de los medios de comunicación, el anuncio del CDC fue diseñado en parte para incentivar la vacunación. Únicamente un 30% de la población de los U.S. esta completamente vacunada. La resistencia y la renuencia a recibir la vacuna todavía persisten. ¿Al verlos a ustedes con sus cubrebocas, acaso saben los demás que están vacunados? Al verlos a ellos sin ellas, ¿saben ustedes si están vacunados? Piensen especialmente en aquellos que los ven sin sus cubrebocas y se preocupan de sus hijos e hijas que aún no han sido vacunados.

Recordemos lo que nos trajo a este momento alentador.

El usar nuestro cubrebocas.

El guardar la distancia.

El recibir la vacuna.

El poner a nuestros vecinos y desconocidos antes que nosotros, tal y como nuestro Señor y Salvador Jesucristo nos lo mandó.

Así como ustedes, la Obispa Bruce y yo estamos cansados de usar nuestros cubrebocas. Pero damos gracias cada día por todos los que usaron su cubrebocas y de esa manera ayudaron a otras personas a permanecer sanos. A quienes han hecho de cada día durante 14 meses un día de Resurrección y han ayudado a mantener las tumbas vacías.

Dando gracias por el progreso que hemos logrado en contra de esta plaga, y recordando a todos aquellos y aquellas alrededor del mundo que carecen de la bendición que la riqueza y el privilegio de esta nación nos permite para tener acceso a la vacuna, mantengámonos en la trayectoria trazada.

Por ahora: Amen a su prójimo. Usen el cubrebocas.

Con la escena de la pandemia cambiando de manera diaria, nuestra experta observadora del COVID, la Canóniga McCarthy y nuestros canónigos del departamento de comunicación pondrán al día nuestros recursos en línea, incluyendo la página diocesana de preguntas frecuentes del COVID. Por ahora, les presentamos cinco puntos:

  • Queremos que las Iglesias se sientan cómodas de regresar a la hora del café y eventos de comunidad manteniendo el distanciamiento social (si es posible afuera, o en áreas interiores bien ventiladas) si se ofrece comida o bebida que las personas que sirvan la comida estén vacunadas, usen cubrebocas y guantes.
  • Por ahora, no hay canto congregacional.
  • Piénsenlo dos veces antes de quitarse el cubrebocas mientras están ofreciendo la misa.
  • Hagan todo lo que puedan para ofrecer hospitalidad para reuniones afuera, especialmente a grupos de los doce pasos.
  • Confiando en el consuelo que nuestra fe confiere de que la Santa Comunión está completa al recibirse en un elemento, y honrando nuestra tradición anglicana de tomar de la copa común, les pedimos a las Iglesias que no ofrezcan vino consagrado incluyendo en raciones individuales.

Déjenos saber si tienen alguna pregunta.

Suyos en el amor de Cristo,

El Rvdmo. John Harvey Taylor
VII Obispo de Los Ángeles

La Asamblea de Consejos del Obispo Sobre Nuestro Regreso Seguro a la Presencia Física:

El Muy Reverendo Canónigo Michael Bamberger
El Muy Reverendo Peter Browning
La Reverendísima Diane M. Jardine Bruce
El Muy Reverendo Canónigo Tom Carey
El Muy Reverendo Canonigo Ian Davies
El Muy Reverendo Canónigo William Dunn
El Muy Reverendo Canónigo Gabriel Ferrer
El Muy Reverendo Canónigo Mark Kowalewski
El Muy Reverendo Canónigo Gregory Larkin
La Muy Reverenda Canóniga Jeannie Martz
La Reverenda Canóniga Melissa McCarthy
La Reverendo Thomas Quijada-Discavage
La Muy Reverenda Jeanette Repp
El Muy Reverendo Keith Yamamoto